La vida de un caballo es como ser uno… él vive es pendiente de las yeguas que no se le vayan a ir pa’ otro hatajo